sábado, 13 de octubre de 2018

RINCÓN DE LA CALMA

Una buena idea para trabajar la regulación emocional es crear en clase un "rincón de la calma". El niño acudirá a él cada vez que se sienta superado por las emociones, agobiado por alguna circunstancia.


Puede servir para evitar explosiones emotivas poco convenientes como gritar, pegar, discutir,... 

Les ayudará a tranquilizarse y buscar soluciones para resolver sus problemas.  Es una manera de pensar antes de actuar o de alejarse del problema.

Para crearlo basta con disponer de un lugar un poco apartado y prepararlo con algo cómodo para que el niño se sienta a gusto y pueda relajarse. Pondremos también algunos objetos que ayuden al niño a tranquilizarse. 


Nosotros hemos puesto:

- Un bote de la calma, que el niño puede agitar y mirarlo detenidamente hasta que la purpurina repose en el fondo.




- Un peluche que el niño puede abrazar.


- Un globo sensorial antiestrés.


- Una piedra pequeña que previamente han pintado los niños para ayudarles en la respiración consciente que estamos acostumbrados a realizar en nuestra clase de relajación.




- Un reloj analógico que los niños se colocan en el oído para relajarse con su "tic-tac".



- Personajes de algunos cuentos que los niños conocen, como el Mono Chimpa, al que el mono sabio le enseña a contar hasta 10 cada vez que le entran ganas de pegar a los compañeros.


- Carteles trabajados previamente donde te explican los pasos que tienes que dar cada vez que tengas un problema.


Los niños pueden ir allí cada vez que estén enfadados, se sientan tristes, preocupados, nerviosos o simplemente quieran estar solos o tranquilos. No es un rincón de castigo, sino una herramienta que puede utilizar libremente.

Es importante explicarles cómo deben utilizar cada objeto para que hagan buen uso de cada uno de ellos.

Si un niño está utilizando este rincón, no debe ser interrumpido por otros compañeros.

Es importante que utilicen bien la respiración como medio para tranquilizarse.

Aquí tenemos otro ejemplo de rincón de la calma muy cómodo.



Otro rincón de la calma para los pequeños es esta casita donde les encanta meterse.



Esta idea del rincón de la calma la hemos tomado de "Club Peques Lectores" donde podréis ampliar la información.

miércoles, 1 de agosto de 2018

"COLUMNA DE HIERRO - COLUMNA DE GOMA". Ejercicio de relajación: tensión y distensión.

En nuestra sesión de relajación, hoy nos sentamos en círculo en nuestro Aula Zen y vamos a imaginarnos que nuestra columna vertebral es de hierro y tensamos todo lo que podemos, con nuestra espalda bien derecha.


Después, imaginamos que nuestra columna vertebral es de goma y  destensamos, nos relajamos, nos dejamos caer hacia adelante, pensando que nuestro cuerpo es blandito y no pesa.


Repetimos el ejercicio varias veces.

Este ejercicio lo hemos tomado del libro "EDUCANDO NIÑOS FELICES. Cómo introducir la inteligencia emocional en la vida de tus hijos", escrito por Belén Piñeiro, "Maestra de corazón.

Aprovechamos para hacer la relajación: nuestro cuerpo es blandito, no tiene fuerza, nos dejamos caer y nos tumbamos. 

Pensamos que nuestro cuerpo es tan blandito, tan suave, que parece de algodón. Mis pies son blanditos, mis piernas son blanditas, ... vamos relajando todas las partes de nuestro cuerpo.


Cuando terminamos de relajar todo el cuerpo, sopla el viento y nos levanta, nos eleva por el cielo como si fuéramos una nube y, desde arriba, podemos verlo todo. Miramos hacia abajo y nos vemos a nosotros mismos en el patio de recreo, jugando con nuestros amigos. Somos felices, nos divertimos.

Les dejo pensar un ratito con esa sensación, mientras de fondo suena una música relajante.

Después se van desperezando, levantando poco a poco y realizamos unos ejercicios de estiramiento.


Terminamos la sesión con una puesta en común de lo que han sentido  y lo que más les ha gustado.

jueves, 26 de julio de 2018

"WE ARE THE CHAMPIONS". Música para la autoestima.

Les pedimos a los niños que piensen en algo que quieran conseguir y que, por un momento, sus sueños se hacen realidad. ¡Lo han conseguido!

Colocamos a los alumnos en dos filas encaradas, haciendo un pasillo y, ponemos de fondo la música de la canción "We are the champions", del grupo "Queen". Los niños van pasando de uno en uno por el centro del pasillo, sintiéndose campeones. Los demás compañeros les aplauden, les felicitan. 



Cada uno va expresando la alegría a su manera.



Todos los demás, aplauden y le animan.



Es una actividad que les encanta y se sienten muy contentos. 

domingo, 22 de julio de 2018

TODAS LAS EMOCIONES SON IMPORTANTES


Según el libro “El emocionómetro del inspector Drilo”, de Susana Isern, las EMOCIONES son una parte muy importante y necesaria de nuestra vida. Gracias a ellas nos preparamos para hacer frente a las diferentes circunstancias que van surgiendo en nuestro día a día.


Las emociones nos pueden ayudar a resolver un problema, a evitar una situación peligrosa, a pedir ayuda o a motivarnos para enfrentarnos a una situación nueva.

Así pues, las emociones pueden contribuir a mejorar cómo nos relacionamos con lo que nos rodea y con nosotros mismos.

Cuando las emociones fluyen de una forma adecuada todo funciona a la perfección. El problema llega cuando las emociones nos juegan “una mala pasada”. Eso puede suceder cuando aparecen en una situación inadecuada, cuando son muy intensas o duran demasiado.

Para eso es muy útil ejercitar la INTELIGENCIA EMOCIONAL desde edades tempranas, para adquirir las habilidades necesarias que nos ayuden a entender nuestras emociones.


EMOCIONES POSITIVAS Y EMOCIONES NEGATIVAS

Si nos preguntaran cuáles son emociones positivas y cuáles son emociones negativas, probablemente todos estaríamos de acuerdo en la siguiente clasificación:

-Positivas: alegría, amor y sorpresa (cuando esta es agradable).

-Negativas: tristeza, enfado, miedo, envidia, celos, vergüenza, asco y sorpresa (cuando esta es desagradable).

¿Tú qué opinas? ¿Estás de acuerdo?

Está claro que las emociones que hemos puesto en la lista de “positivas” son aquellas que nos hacen sentir bien, aquellas que tenemos ganas de disfrutar y de compartir.

Las que hemos puesto en la lista de “negativas” son aquellas que en un principio nos hacen sentir mal y que nos gustaría evitar.

Pero… ¡OJO! ¿Sería adecuado estar siempre alegres? ¿Sería adecuado no tener miedo nunca?

La respuesta en NO…

Hay ocasiones en las que estar contento sería inadecuado. Por ejemplo, si perdemos algo importante para nosotros, lo natural es que nos sintamos tristes y sería raro estar alegres.

Por otro lado, las emociones que hemos clasificado como negativas, muchas veces son útiles y necesarias. Por ejemplo, el miedo nos protege de situaciones que pueden ser peligrosas, como acercar la mano a un panal de abejas.

Dice la autora del libro: Imaginemos que estamos preparando un bizcocho. Cogemos los ingredientes necesarios y todos, con sus medidas adecuadas, darán como resultado un delicioso bizcocho. Dentro de un margen podemos variar un poco las cantidades según los gustos de cada uno, pero si nos excedemos tanto por mucho como por poco, estropearemos la receta.

Las emociones son como los ingredientes del bizcocho, en su justa medida y dentro de un margen, pueden ser adecuadas y útiles para que todo fluya con armonía.

En definitiva, todas las emociones pueden resultar “positivas” para nosotros dependiendo de la situación y con una intensidad proporcionada. Así, por ejemplo: la tristeza puede empujarnos a pedir ayuda; el enfado puede ayudarnos a exigir algo que creemos justo; el miedo puede protegernos de una situación peligrosa; los celos pueden hacernos valorar a las personas queridas para que las cuidemos; la envidia puede ayudarnos a mejorar o a cuidarnos; la vergüenza impide que actuemos fuera de lugar en ciertas situaciones concretas; el asco puede protegernos de un alimento en mal estado; la sorpresa puede advertirnos y hacernos reaccionar ante un peligro inminente.

También todas pueden resultar “negativas”, inadecuadas y dañinas. Cuando son desmedidas y suceden en una situación donde no encajan bien. Cuando se alargan demasiado en el tiempo o son excesivamente intensas.

El objetivo debe ser regular las emociones teniendo en cuenta el bienestar propio, sin olvidar el de los demás.


En la misma línea nos habla la psicóloga Silvia Russek en su blog "Crecimiento y bienestar personal": las emociones y los sentimientos no deben ser considerados ni buenos ni malos, ni positivos ni negativos, sino adecuados o inadecuados, dependiendo del momento en el que surgen, de su intensidad y de la manera en que nos afectan.

Para que los niños dejen de ver algunas emociones como negativas, repartimos este cartel que les hace ver los beneficios de algunas de ellas. Está sacado de pinterest (www.fidesweb.us)


Después trabajamos con los niños el cartel, poniendo ejemplos de diversas situaciones.

jueves, 12 de julio de 2018

VÍDEOS PARA TRABAJAR LAS EMOCIONES BÁSICAS

Con los más pequeños trabajamos muchas veces vídeos para mostrarles las emociones y jugar a que adivinen de qué emoción se trata.

Mostramos las emociones básicas o primarias principal-mente: alegría, tristeza, ira y miedo. 

Estos son algunos vídeos que hemos trabajado este curso:


"Dinámica de emociones para primaria" elaborado por Fran Azbau para los alumnos de 3º y 4º de primaria del CEIP Virgen de Setefilla en Lora del Río, dentro de un proyecto específico de inteligencia emocional.


Vídeo que ha subido a YouTube Daniel Novoa, donde se explica lo que son las emociones básicas o primarias, cogido de la película "Inside Out" o "Del revés".


"Las emociones en situaciones", son varios vídeos de películas infantiles donde se muestra una emoción clara y que los niños deben adivinar. Extraído de internet, publicado por dalguerri1.

martes, 3 de julio de 2018

GAFAS POSITIVAS

¿Qué os parecería si con el simple gesto de ponernos unas gafas, cambiara nuestra vida y lo viéramos todo color de rosa?

Pues eso es lo que ocurre cuando nos ponemos nuestras gafas positivas, que solo podemos ver lo bueno de la vida cuando las tenemos puestas.

Debemos pedir a los alumnos que hagan el gesto de ponerse unas gafas imaginarias y muy especiales, a través de las cuales verán solo lo positivo que hay en el mundo. Cada no se dibujará en el centro de un folio, o pondrá una foto o simplemente su nombre. Estos folios irán pasando de mesa en mesa y los compañeros, todos con sus gafas positivas colocadas, irán escribiendo cualidades sobre el niño del dibujo. Es importante que el maestro también haga su aportación, firmada. Estos mensajes alimentarán la confianza del niño a través del reconocimiento de los compañeros y del docente, que es un referente clave en su vida.

Para darle más realismo, en algunas clases les hemos puesto a los niños unas gafas de cartulina que ellos mismos han coloreado y recortado.


Aquí tenemos a algunos alumnos de 1º
coloreando sus gafas positivas.

Este es el resultado.

Así de guapos están con ellas.

Aquí tenemos a los alumnos de 2º preparando sus gafas.


Los alumnos de Infantil tampoco quieren perderse la actividad:


Así de bonitas las han decorado.



Dejo este vídeo para que veáis cómo han trabajado los más pequeños con estas gafas mágicas.


En esta cestita tan bonita guardan las gafas después de haberlas utilizado.


En las clases de Inglés se aprovecha para trabajar las cualidades en este idioma.



Gafas de Alu-cine, el nombre de nuestro Proyecto Estrella de este curso.



En las clases de P.T. y de Religión,
se inventan otros modelos de gafas.


Con los alumnos de 4º se trabaja la actividad al terminar una clase de relajación. Cada niño, con las gafas puestas debe decir a cada compañero una cualidad.





 La profesora también les dice lo que hace bien cada uno, reforzando así su autoestima.




La idea de esta actividad está tomada de un artículo de "El País" titulado "13 JUEGOS PARA FOMENTAR LA AUTOESTIMA EN EL AULA". Nosotros, dentro de cada clase adaptamos la actividad para trabajarla de la manera más conveniente para los alumnos.

lunes, 9 de abril de 2018

"CAJA DEL TESORO OCULTO" JUEGO PARA AUMENTAR LA AUTOESTIMA

Prepararemos una caja y guardaremos un espejo dentro.

Les explicaremos a los niños que dentro de la caja hay un tesoro oculto, un tesoro muy valioso, generando así expectativas.


Los alumnos abrirán la caja de uno en uno, sin decir a nadie lo que contiene.

 






Al final, les pediremos que digan en voz alta qué tesoro han visto. Les haremos ver que ellos son un gran tesoro, y les preguntaremos por aquello que ellos creen que les hace únicos y especiales, irrepetibles y maravillosos.

Nos tumbamos y nos relajamos pensando en nuestras cualidades y en las personas que nos quieren y que nos consideran como un tesoro.

Esta actividad la he cogido del artículo "Juegos para fomentar la autoestima en los niños. Juegos que favorecen y fortalecen la autoestima en la infancia", escrito por Sara Tarrés, psicóloga infantil.