jueves, 9 de enero de 2020

RESPIRACIÓN DE LA ABEJA

A los niños les encanta practicar respiraciones nuevas. Una que les ha gustado especialmente es "LA RESPIRACIÓN DE LA ABEJA". Se utiliza en los ejercicios de yoga y de mindfulness, porque consigue un efecto muy relajante.

Sentados en nuestras esterillas, en posición de flor de loto, tapamos nuestros oídos con los dedos índices, cogemos aire profundamente y al espirar, emitimos un sonido imitando el zumbido de una abeja "mmmm". Esto hace que se produzca una vibración interna que hace que conectemos con nuestro interior.

Nos lo explican estupendamente en este vídeo de Minipadmini (yoga para niñas y niños):



Aquí tenemos algunas fotos de nuestra sesión.





Después de las respiraciones aprovechamos para tumbarnos y que la abejita recorra nuestro cuerpo, empezando por los pies, vamos subiendo despacito, como haciendo cosquillitas, por cada parte de nuestro cuerpo.




viernes, 8 de marzo de 2019

EL ÁRBOL DE LOS DESEOS

Esta semana hemos trabajado en nuestra clase de relajación una visualización que tiene relación con el proyecto del centro de este curso: el huerto escolar, al que hemos llamado "El huerto de las sensaciones".


Tumbados en las esterillas, después de nuestras respiraciones conscientes, 


hemos imaginado que vamos por un lugar maravilloso de la naturaleza y que, caminando, encontramos un árbol muy especial, es el "ÁRBOL DE LOS DESEOS".

Posadas en el árbol podemos ver muchas palomas. Ellas son las encargadas de hacer cumplir nuestros deseos.

Tranquilamente, todos deben pensar un deseo. Les explico que no debemos pensar en un deseo material, en un deseo tangible, sino en un deseo que salga del corazón.

Terminada la relajación, tenemos preparadas unas palomas para que los niños escriban los deseos que han pensado. Si alguno quiere compartirlo con los demás, puede hacerlo.



Algunos los leen en alto:
"Que ningún niño pase hambre en el mundo".
"Que se cure mi abuelito".
"Que todos nos llevemos bien".
"Tener muchos amigos".
"Salud y paz para todo el mundo".
"Tener un hermanito".
"Que mi familia tenga salud".
"Amarnos los unos a los otros".
"Quiero ser futbolista".
"Quiero ser médico".

Después, plastificamos nuestras palomas, las recortamos, les hacemos un agujerito y les ponemos una lana. Ya están listas para colgarlas en el árbol.




Muy contentos salimos a nuestro huerto a elegir un árbol apropiado para que los niños puedan colgar sus palomas. Encontramos uno bajito, donde ellos pueden alcanzar a sus ramas. 


Es el árbol perfecto. Le colgamos el cartel "ÁRBOL DE LOS DESEOS". 


Lo hemos elegido como nuestro árbol especial.


Cada niño elige una ramita para colgar su paloma.







Ya están listas para cuidar de que nuestros deseos se cumplan.



Esta idea está cogida del blog "A escola dos sentimentos", que me parece muy interesante y recomiendo que se visite.

domingo, 3 de marzo de 2019

UN "CARIÑOGRAMA" PARA SUBIR LA AUTOESTIMA.

¿Hay algo mejor para subir la autoestima que recibir muestras de cariño? Pues eso es lo que hemos hecho en la clase de 2º B, realizar un "CARIÑOGRAMA"

Con esta técnica de socialización positiva, queremos que nuestros alumnos descubran cualidades positivas propias (las que nos dicen los compañeros) y de los demás (ya que tenemos que pensar en las cualidades que tienen los compañeros para enviarles los mensajes).

Para realizarlo hemos reciclado una caja de leche y la hemos cortado, pintado y decorado.


¿Qué decoración hemos elegido? Este curso el proyecto del colegio es el huerto escolar, bajo el lema "Me encanta nuestro huerto". Para que esté todo relacionado hemos pensado que sería una buena idea decorar las cajitas como si fueran girasoles, con la foto del niño en el centro del girasol.


¿Dónde colocarlo? En la puerta de la clase.

Ha sido una sorpresa. Mientras los niños estaban realizando Educación Física, yo he aprovechado para pegarlo en la puerta y colocarlo todo. Siguiendo con nuestro proyecto del huerto, he titulado nuestro cariñograma "SEMBRAMOS CARIÑO".




Cuando han llegado y lo han visto les ha gustado muchísimo. Les he explicado que era un "cariñograma" y que sirve para dejar mensajes de cariño y de amistad a los compañeros de clase cuando sintamos la necesidad de hacerlo.

Como era de esperar, todos quisieron estrenarlo, escribiendo mensajes a todos los compañeros. Fue una sorpresa muy gratificante, porque no solo escribían mensajes a los amigos, sino que pensaban cosas positivas de todos para que nadie se quedara sin mensaje.





Y con mucha ilusión, iban a echarlo en la cajita correspondiente. Y miraban al compañero con cierta complicidad.




No pudimos aguantar al final de la jornada para leer los mensajes que habíamos recibido. He de decir, que yo también tuve muchísimos y que te pones muy contenta cuando ves las muestras de cariño.










Ha sido una experiencia que nos ha gustado mucho y que nos ha unido un poco más.

Después de la euforia del primer día, tengo que decir que raro es el día que no se acerca algún niño para echar mensajes en la cajita de algún compañero.

viernes, 18 de enero de 2019

"BOTE DE PROPÓSITOS". Autoestima, motivación, confianza en uno mismo.


Patricia Ramírez, en su libro “Estrena optimismo” dice:

“El pensamiento es determinante. Nos guía, nos enfoca, nos hace sentir. ¿Pensamiento ganador o pensamiento perdedor? Hay personas que antes de salir a competir, a una entrevista, a una cita, a vivir, ya han perdido. Salen derrotados porque sus palabras, su autohabla es derrotista, dubitativa, poco alentadora. Por el contrario, el pensamiento ganador no te asegura la victoria o el éxito, pero sí aumenta la probabilidad de conseguirlo. ¿Por qué? Porque cuando te hablas en términos exitosos, positivos, con fuerza, tu mente y tu cuerpo se convencen de tus palabras. Se creen lo que te estás diciendo y actúan con coherencia. 

El pensamiento ganador se basa en cuatro convicciones: 

1. Sí es posible. Cuando dices esto, decides apostar, tienes fe en conseguir una meta. 

2. Tengo con qué. Existen unas ganas, un talento, una motivación. 

3. Lo voy a lograr. Por encima de todo está tu convicción, verbalizar en positivo. 

4. Tengo el control. Lo que diferencia a un ganador de un perdedor es que el ganador sabe que las cosas dependen de él. Somos los dueños de nuestras circunstancias y buscamos soluciones.” 


Yo estoy convencida de la eficacia del refuerzo positivo. Hay que motivar a los alumnos para conseguir los objetivos propuestos. Que ellos mismos manejen el “autohabla” del que nos habla la autora del libro: creo en mí, es posible, soy capaz, ¡vamos, lo voy a conseguir!... 

Para materializar este pensamiento, podemos poner en la clase un “bote de propósitos”.



Cada alumno escribirá en un papel algo que desee conseguir y que le cueste un poco de trabajo y lo introducirá en el bote, poniendo su nombre.




Apreder a restar con llevadas, mejorar la letra, 


hacer los deberes todos los días, no insultar, ser más rápido haciendo los ejercicios,...


Introducimos todos nuestros propósitos en el bote y, trabajaremos para conseguirlo. ¡Nosotros podemos!


Al final de cada mes, sacaremos los mensajes escritos y comprobaremos si están conseguidos o no. Si está conseguido, lo cambiará por otro propósito. Si no es así, se  introducirá de nuevo en el bote y se volverá a revisará a finales del próximo mes.

Todos los propósitos que se vayan consiguiendo se irán pegando en un cartel de “Logros conseguidos”.